Cuidados del rosal en verano

En agosto las rosas están en plena floración. La planta está en su plenitud y es una gozada mirarla presumir en nuestro jardín y poder disfrutar de su belleza. El rosal es una planta arbustiva muy resistente pero no por ello hay que obviar sus cuidados en esta época del año. Te traemos algunos cuidados del rosal en verano:

Rosas en Vitoria - Centro de Jardinería Gorbeia

Cuidados del rosal en verano

Abono
Es imprescindible seguir abonando la planta para que la floración dure más tiempo. Debemos realizar un abonado nutritivo (basado en una buena capa de orgánico) y un abonado para la propia floración. Esta semana hemos publicado en nuestro canal de jardinería en youtube un vídeo sobre el abono de las plantas. ¡Dale al play!

Riego
En verano es mejor regar siempre a primera o a última hora del día. En el caso de los rosales, es como con muchas otras plantas, es preferible no mojar las hojas ni las flores para evitar la propagación de hongos. El riego es imprescindible, ya que esta planta invierte mucha agua en crear cada una de sus rosas, por lo que es vital mantener siempre a tono sus reservas hídricas.

Chupones y flores marchitas
Es necesario eliminar, periódicamente, los chupones (ramas que nacen en la parte más baja de la planta y no dan flor) y las flores marchitas. Esto ayudará a la planta a concentrar toda su energía en la floración de nuevas rosas. En este proceso hay que tener cuidado de no dañar el tronco principal del arbusto.

Si quieres saber más sobre los rosales, sus tipos y variedades, en este vídeo Oier nos habla de cuatro variedades de rosal: el de flor grande, el trepador, el floribunda y el paisajístico.

2018-08-24T10:19:54+00:00

Deja tu comentario