¿Por qué tener plantas en casa?

Si te haces esta pregunta es porque te estás planteando tener plantas de interior en tu hogar, pensando, quizás, en los beneficios que te reportan pero en lo complicado que puede ser su cuidado. Error. Todos podemos (y debemos) tener plantas en nuestra casa. Solo hay que elegir las más adecuadas para ti, para el clima de tu hogar y conocer las necesidades de la planta para colocarla en el lugar indicado y cuidarla como necesita. En serio, tener plantas en casa es más fácil de lo que parece.

Plantas en casa

Hay varios motivos para tener plantas en casa, pero el más importante es que las plantas mejoran el ambiente: Estos seres vivos repercuten positivamente en nuestra salud, ya que purifican el aire durante el día mediante la fotosíntesis, absorbiendo el dióxido de carbono y liberando oxígeno. Y olvídate de mitos: tener plantas en tu habitación por la noche no es malo, es falso que te quiten el oxígeno. Sí, las plantas respiran, pero consumen mucho poco oxígeno que tú.

Además, las plantas son el mejor elemento decorativo que puedes tener. Ni cuadros, ni jarrones, ni ningún otro artículo de decoración que puedas comprar tiene las cualidades ornamentales de una planta. Olvídate de las plantas de plástico y apuesta por lo natural: decorar tu casa con plantas convertirá tu hogar en un lugar más acogedor.

Antes de adquirir una planta de interior debes ser consciente de las condiciones de tu hogar y el tipo de planta que vas a comprar, ya que no todas las plantas son válidas para todos los hogares. Hay determinadas condiciones que pueden ser hostiles para las plantas (clima, humedad, luz, espacio…) del mismo modo que hay plantas que pueden ser tóxicas, (cuidado si tienes mascotas o niños pequeños) o que requieren muchos cuidados diarios que no vas a poder propiciarles.

La luz es lo más importante. Sin luz, las plantas no pueden elaborar su alimento a través de la fotosíntesis, sus hojas amarillean y sus tallos se vuelven largos buscándola, hasta que al final mueren. Por lo general debes colocar las plantas en espacios luminosos aunque, en la mayoría de los casos, evitando el sol directo.

Respecto al riego, hay que tener en cuenta que las plantas de interior no demandan tanta agua como las de exterior, ya que no están expuestas a cambios tan bruscos como las plantas que viven fuera del hogar. Es más frecuente ver plantas que mueren por exceso de agua que por defecto. Recomendamos usar siempre macetas que transpiren y poner drenaje en los agujeros de los tiestos.

Igual de importante que la luz y el riego, es el abono. Ya sabéis que en Centro de Jardinería Gorbeia le damos mucha importancia siempre al abono de las plantas. Ten en cuenta que, al vivir en una maceta, la capacidad y los recursos que dispone la planta para crecer son limitados, por lo que es importante reforzar y abonarla periódicamente para compensarlo.

Por último, pero igual de importante, hay que conocer la temperatura idónea de cada planta y la que vas a ofrecerle en tu casa. Por lo general, las condiciones ideales para que crezcan sanas y fuertes son temperaturas constantes, entre los 18 y los 28 grados. Imprescindible evitar colocar nuestras plantas cerca de aires acondicionados, calefacciones o corrientes de aire.

¿Y tú, aún no te has decidido o ya tienes plantas en casa? Si es así, ¿nos las enseñas usando el hashtag #PlantasGorbeia en casa?

2019-01-29T17:28:06+00:00

Leave A Comment