El otoño es una estación clave para cuidar el jardín y poder disfrutar de su esplendor el resto de las estaciones. Es muy importante, además, preparar tus plantas para los fríos venideros. En este artículo te damos algunos consejos para cuidar tu jardín este otoño.

Brezos

Cuidado del césped en otoño

Ha legado el momento de hacer una limpieza a fondo del césped de tu jardín, ya que ha sufrido mucho durante el verano, tanto por la climatología (exceso de calor) como por la acción del hombre (siegas, pisado, etc.). 

Lo primero es permitir que se oxigene. Esto lo conseguirás retirando las hojas caídas de los árboles y las malas hierbas. Así el césped podrá respirar mejor y recibir la luz del sol. Después hay que airearlo. Para ello hay tienes que realizar pequeñas incisiones verticales en el terreno de entre 7 y 10 centímetros, para que el oxígeno llegue hasta las raíces. 

Abonar las plantas en otoño 

En otoño es muy importante abonar nuestras plantas para aportarles la energía que necesitan para sobrevivir a los meses más fríos del año y que, llegada la primavera, estén preparadas para su primera brotación. 

En otoño, lo ideal es aportar un abono orgánico, ya que además de tener menos nitrógeno, mejora la estructura del suelo. Puedes utilizar humus de lombriz, mantillo, estiércol de caballo o compost.

Leer: Tipo de abono para nuestras plantas

Poda de otoño

En el otoño hay que hacer podas de limpieza planteadas para eliminar ramas secas o muertas que puedan robarle energía al árbol, permitir que llegue más luz y aire al corazón del árbol. De este modo ayudamos a la planta a afrontar mejor las bajas temperaturas que están por legar. 

Es el momento, también, de realizar la poda de los arbustos que ya han acabado de florecer, para que puedan formarse nuevas ramas antes del invierno. 

Es momento de plantar

El inicio del otoño es un gran momento para plantar rosales, árboles y arbustos, aprovechando que el suelo está todavía caliente, lo que ayudará a generar nuevas raíces. De este modo los ejemplares quedarán bien arraigados antes de que llegue el frío. Aprovecha ahora para pasar a tierra los ejemplares comprados en maceta o con cepellón.

Si quieres plantas de temporada, hay muchas opciones coloridas para tu jardín: pensamiento, ciclamen, col ornamental, crisantemos, alhelí, prímula, caléndula… Imposible que no encuentres flores de tu agrado.

Plagas y enfermedades en otoño

El final del verano no significa que el riesgo de plagas o enfermedades de nuestras plantas haya pasado. El otoño continúa siendo una época dulce para los bichos que parasitan las plantas. Deberás estar atento a algunas señales de alerta: hojas pegajosas o retorcidas pudieran ser el síntoma de la existencia de pulgones, cochinillas o moscas blancas. 

Más frecuentes son los hongos, dado el aumento de la humedad. El oídio, por ejemplo, tan común en los rosales, se aprovecha de las hojas mojadas para proliferar.