¿Quién no ha vuelto de vacaciones y se ha encontrado con alguna de las plantas de casa totalmente seca? Es bastante común que tras unos días fuera de casa, alguna de nuestras plantas se haya secado por completo. En muchos de estos casos, a pesar de la opinión general, la planta puede recuperarse. Es una tarea delicada pero posible en la cual es fundamental seguir algunos pasos para lograr nuestro objetivo. En este post te contamos cómo revivir una planta seca.

Cómo revivir plantas secas tras la vacaciones - Centro de jardinería Gorbeia

Antes de pasar a describir cada paso que debemos dar para revivir una planta seca, tenemos que tener en cuenta que la probabilidad de recuperar a la planta va a depender, entre otros factores, del tiempo que haya estado sin agua. También hay que saber que cualquier planta sometida a un proceso de deshidratación como el que relatamos puede recuperarse una vez, pero es complicado que lo haga en repetidas ocasiones. Una buena opción para evitar este tipo de situaciones es utilizar sistemas de riego con depósito como los que os contamos en este vídeo de nuestro canal de Youtube:

Sistemas de riego con depósito para vacaciones

Pasos para revivir una planta marchita:

Antes de comenzar, es imprescindible revisar minuciosamente la planta para descartar que además de la deshidratación evidente por su aspecto marchito, la planta no tenga signos de estar siendo atacada por ninguna plaga. Para ello debemos revisar bien las hojas tanto por el haz como el envés. En caso de encontrar algún indicio de plaga, deberíamos proceder con el correspondiente tratamiento. En este enlace encontraréis cómo proceder ante una plaga de insectos.

· La poda

Tras revisar y evaluar el estado de la planta, el primer paso que debemos llevar a cabo es eliminar todos los tallos y aquellas flores secas que encontremos para evitar que la planta siga enviando nutrientes a estas partes ya marchitas. Esta labor es clave para lograr que la planta optimice el uso de la energía que le aportemos a través del riego y el abonado.

· La ubicación

Si la planta ha estado en un lugar con una exposición solar directa durante los días en los que hemos estado ausentes, es recomendable reubicarla para evitar que siga recibiendo la luz solar directamente, manteniendo en la medida de lo posible un nivel alto de luminosidad.

· El sustrato

El estado del sustrato también es fundamental antes de comenzar a hidratar la planta. Lo primero que debemos de hacer es retirar la primera capa de tierra de la maceta o jardinera donde la tengamos plantada ya que suele quedarse apelmazado y esto evitará que el riego que hagamos penetre bien hasta las raíces.

Si tras retirar esta primera capa de sustrato viéramos que la tierra sigue apelmazada y extremadamente seca, sería recomendable con mucho cuidado extraer el cepellón de la planta y trasplantar a otra maceta o jardinera con un sustrato nuevo.

· El riego y abonado

¡Importante! Al rehidratar la planta no debemos pasarnos con la cantidad de agua en el riego. La planta debe siempre poder asimilar la cantidad de agua que aportemos, de lo contrario la ahogaremos. En el proceso de hidratación suele ayudar, siempre que no presente síntomas de plagas, pulverizar agua sobre las hojas. Esto suele ayudar en ambientes extremadamente secos.

Si al riego le añadimos un aporte de nutrientes en forma de abono granulado o líquido, las posibilidades de éxito aumentan en el proceso para revivir una planta seca. Recordad siempre aportar el abono adecuado para cada tipo de planta.